Strict Standards: call_user_func_array() expects parameter 1 to be a valid callback, non-static method runPHP::EvalContent() should not be called statically in /home/sindicatura/blogdesindicatura.com.ar/weblog/wp-includes/functions.php on line 1252

 “Carry Ives Andrés s/ incidente de subasta (sito en San Blas 3061/35 U 2 PB y AZOT)” – CNCOM – SALA A – 26/12/2006
“La ley 26.086, en su art.4, ha modificado el art. 21 de la ley 24.522, en lo tocante al fuero de atracción. Esa reforma estatuye en el marco de los concursos preventivos la exclusión de la radicación de los procesos de expropiación, los que se funden en relaciones de familia, y las ejecuciones de garantías reales. La “desatracción” impuesta por ese nuevo cuerpo normativo no reviste la misma extensión en procesos falenciales (como el presente) que en los concursos preventivos.”

“Desde tal perspectiva, cabe afirmar que las modificaciones introducidas para el concurso preventivo vinculadas al “fuero de atracción” .si bien se extienden a la quiebra, no ocurre lo propio con este tipo de ejecuciones ya que, es del caso poner de resalto que en el art. 132 L.C.Q, establece que las ejecuciones de crédito con garantías reales son atraídas como en la ley 24.522.”

“En efecto, el art. 7 de la ley 26086 (modificatorio del art. 132 de la L.C.Q) ordena expresamente en el proceso liquidativo la atracción de las ejecuciones de créditos con garantías reales a diferencia del concurso preventivo. Ello es así, por cuanto en la quiebra el deudor es desapoderado de sus bienes, y pierde la legitimación procesal, en principio, en todo litigio referido a bienes desapoderados, debiendo actuar en ellos la sindicatura. Por lo tanto, es de toda lógica, que la competencia atractiva falencial incluya ciertamente a la ejecución hipotecaria de que aquí se trata a fin de asegurar la actuación de la jurisdicción concursal sobre el patrimonio falencial. En tal contexto, siendo evidente que en sub lite resulta aplicable el art. 132, en su actual redacción, la pretensión de la sindicatura relativa a la radicación de esos obrados en este marco falencial será admitida.”

Buenos Aires, 26 de diciembre de 2006.//-

Y VISTOS:

1.)) Apeló subsidiariamente la sindicatura la decisión de fs. 51 -reproducida a fs. 52-, que mantuvo el criterio sentado en fs.37, donde se ordenó remitir una ejecución hipotecaria al tribunal de origen por considerarla excluida del fuero de atracción que ejercería la quiebra de la allí demandada, en razón de la sanción de la ley 26.086.-
El memorial obra glosado en fs. 41.-

2.) Sostuvo la funcionaria concursal que lo decidido no se habría ajustado a la modificación que al art. 132 de la L.C.Q introdujo la ley 26.086 en su art. 7, por cuanto en caso de quiebra, el fuero de atracción se mantendría respecto de las ejecuciones de garantías reales. Con base en ello, requirió la revocación de la orden de remisión de esos obrados a la sede civil, como sí también, la reposición del martillero desinsaculado oportunamente en este incidente de realización de bienes.-

3.) La Sra. Fiscal General actuante por ante esta Cámara propuso en su dictamen de fs. 59 la confirmación del fallo.-

4.) De las constancias objetivas de este expediente se aprecia que el a quo dejó sin efecto la subasta decretada en fs. 3/7, e invocó para ello que la venta de la propiedad de la fallida debía continuar en la ejecución hipotecaria por ante el tribunal de grado originario (v. fs. 37, y 51,
respectivamente).-
En primer lugar, como marco referencial señálase que la ley 26.086, en su art.4, ha modificado el art. 21 de la ley 24.522, en lo tocante al fuero de atracción. Esa reforma estatuye en el marco de los concursos preventivos la exclusión de la radicación de los procesos de expropiación, los que se funden en relaciones de familia, y las ejecuciones de garantías reales.-
Ahora bien, dada la limitación que la propia ley hace en cuanto al tipo de proceso concursal de que se trata, la interpretación hecha por el juzgador no () ha sido acertada. Obsérvase que la “desatracción” impuesta por ese nuevo cuerpo normativo no reviste la misma extensión en procesos falenciales (como el presente) que en los concursos preventivos.-
Desde tal perspectiva, cabe afirmar que las modificaciones introducidas para el concurso preventivo vinculadas al “fuero de atracción” .si bien se extienden a la quiebra, no ocurre lo propio con este tipo de ejecuciones ya que, es del caso poner de resalto que en el art. 132 L.C.Q, establece que las ejecuciones de crédito con garantías reales son atraídas como en la ley 24.522. -
En efecto, el art. 7 de la ley 26086 (modificatorio del art. 132 de la L.C.Q) ordena expresamente en el proceso liquidativo la atracción de las ejecuciones de créditos con garantías reales a diferencia del concurso preventivo. Ello es así, por cuanto en la quiebra el deudor es desapoderado de sus bienes, y pierde la legitimación procesal, en principio, en todo litigio referido a bienes desapoderados, debiendo actuar en ellos la sindicatura. Por lo tanto, es de toda lógica, que la competencia atractiva falencial incluya ciertamente a la ejecución hipotecaria de que aquí se trata a fin de asegurar la actuación de la jurisdicción concursal sobre el patrimonio falencial.-
En tal contexto, siendo evidente que en sub lite resulta aplicable el art. 132, en su actual redacción, la pretensión de la sindicatura relativa a la radicación de esos obrados en este marco falencial será admitida.-

5.) Por todo ello, oída la Sra. Fiscal General, esta Sala RESUELVE;;
a) Estimar el recurso de apelación incoado, y como consecuencia de ello revocar la decisión de fs. 37, mantenida en fs. 51, en el sentido que la ejecución hipotecaria quede radicada por ante el Juzgado de la quiebra, encomendándose al a quo la adopción de las medidas que estime corresponder a fin de reencauzar el trámite de realización del inmueble de la fallida.-
b) Notifíquese a la Sra. Fiscal General, y oportunamente remítanse los autos a la anterior instancia, debiendo el magistrado interviniente notificar la presente resolución.-

FDO.: ALFREDO ARTURO KÖLLIKER FRERS, ISABEL MÍGUEZ, MARÍA ELSA UZAL
ANTE MÍ: JORGE ARIEL CARDAMA

Juzg. 14.-Sec. 27.- Sala A nro. 39.612/06

“Carry Ivés Andrés s/ incidente de subasta de inmueble San Blas 3061/65″ (FG nro.94.750)

Excma. Cámara:

Advierto en autos que, en razón de la sanción de la Ley 26.086 y lo dispuesto en su art. 4to., modificatorio del art. 21 de la Ley 24.522, la pretensión relativa a la radicación de la causa en el tribunal en el que tramita la quiebra.-
En efecto la causa de marras tramita como ejecución hipotecaria. Frente a ello, se ha configurado el supuesto previsto en la norma indicada -art.4, inc. 1-, que excluye de los efectos del fuero de atracción a las ejecuciones de garantías reales.-
Por lo tanto, dado que en autos no se configuran las excepciones descriptas en el art. 9 in fine de la norma aludida, corresponde estar a la categórica disposición legal en lo concerniente a que los juicios contra el concursado deben continuar radicados en el juzgado que corresponda a su origen (conf. art. 9, Ley 26.086;; “Mercedes Benz Leasing Arg. S.A. c/Brandauer y Cia. S.A. s/ ejecución hipotecaria s/ realización de bienes”, dictamen 113.497 del 24-10-06).-
En consecuencia, opino que corresponde confirmar la decisión de fs. 37, en lo pertinente.-

Buenos Aires, diciembre 14 de 2006.//-

Fdo.: ALEJANDRA GILS CARBÓ, FISCAL GENERAL