“Pugliese, Antonio - Pugliese, Sergio S.H. s/ Quiebra” - CNCOM - SALA D - 31/03/2005

“Apeló el fallido en forma subsidiaria la resolución por la cual se declaró la caducidad del derecho del ANSES a percibir el dividendo concursal, en los términos del art. 224 L.C.Q., y se destinaron dichos fondos al patrimonio estatal para el fomento de la educación común.”

“Al presentarse y aprobarse el proyecto de distribución confeccionado por el sindico, los fondos han salido del patrimonio del deudor e ingresado al de los acreedores incluidos en dicho proyecto (arg. art. 224 L.C.).-
En efecto, contrariamente a lo sostenido por el socio de la fallida, no considero que se hubiera producido una violación de su derecho de propiedad, y una consecuente confiscación en su patrimonio.-
El empleo de la voz “caducidad” en el articulo 224 de la ley 24.522 y en el articulo 221 de la ley 19.551 permite inferir, a mi criterio, que las leyes presuponen que el dividendo asignado al acreedor a partir de la aprobación del proyecto de distribución de fondos, ha salido del patrimonio del fallido y surte los efectos del pago al acreedor, tal como lo puso de relieve el juez a quo. En cambio, si la interpretación presupuesta en la ley concursal hubiera sido que la asignación del dividendo no transmite su propiedad al acreedor, el legislador habría utilizado el vocablo “prescripción”, que permitirla la liberación del fallido por el transcurso del plazo y la inacción del acreedor (cfr. dictamen 100.724 del 11 de agosto de 2004 en autos “Francisco Lofredo Nasti s/ quiebra”).”

“Por las razones expuestas, opino que debe rechazarse el recurso y ello implica también la desestimación del planteo de inconstitucionalidad, ya que al no configurarse el supuesto de confiscación que invoca el apelante, pierde sustento la tacha alegada.-
Señalo por último, que en mi parecer, lo hasta aquí dictaminado ha tornado abstracto el tratamiento de los restantes agravios, en tanto el fallido carece de vocación a percibir las sumas incluidas en el proyecto de distribución aprobado en autos.” (Del dictamen de la Sra. Fiscal General)