REGISTRO Nº99        FOLIO Nº637

EXPTE. Nº 136.898

JUZG.CIV.COM.Nº 7

 

/// la ciudad de Mar del Plata, a los··15·········días del mes de mayo de dos mil  ocho,  reunida  la  Excma. Cámara  de  Apelaciones  en lo Civil y Comercial, Sala Primera, en acuerdo ordinario a los efectos de  dictar sentencia en  los autos: “CITIBANK NA C/ ORESANZ, JUAN MARIA S/  CONCURSO  ESPECIAL  EN  AUTOS  ORESANZ, JUAN MARIA S/ QUIEBRA”, habiéndose practicado oportunamente el   sorteo   prescripto  por  los  arts.  168  de  la Constitución  de  la  Provincia  y  263  del Código de Procedimientos  en  lo  Civil y Comercial, resultó del mismo que la votación debía ser en el siguiente orden: Doctores Juan José Azpelicueta y Ramiro Rosales Cuello (Arts. 47-8 ley 5827).

········El Tribunal  resolvió  plantear  y  votar  las siguientes:

········C U E S T I O N E S:

········1ra.- ¿Es justa la sentencia de fs. 141/142?

········2da.- ¿Es justa la sentencia  de  fs.  200/202 vta.?

········3ra.- ¿Qué pronunciamiento corresponde dictar?

········A LA  PRIMERA  CUESTION  EL  SEÑOR JUEZ DOCTOR AZPELICUETA DIJO:

········I) A fs. 141/142  el  Señor  Juez  de  Primera Instancia desestimó el planteo de nulidad de los actos preparatorios en orden a la realización de la  subasta decretada  en  autos  formulado  por  el  fallido y su letrado  patrocinante, a fs. 136/140 vta.. En el mismo resolutorio  se  señalo que respecto de la redargución de  falsedad  del  mandamiento  librado en autos a fs. 115, se debía recurrir por la vía correspondiente.-

········Contra   dicho  resolutorio,  a  fs.  175,  el fallido  y  su letrado patrocinante Dr. Carlos Gabriel Teper interpone recurso de apelación, que es fundado a fs. 184/186 vta., obrando a fs. 198/199  la  respuesta dada por la sindicatura interviniente.-

········Asimismo, a fs. 200/202 vta. el Señor Juez  de Primera  Instancia  rechazo  la  nulidad  del  acto de subasta   formulada   por  el  fallido  y  su  letrado patrocinante, a fs. 170/173.-

········El  fallido  y  su  letrado  patrocinante  Dr. Carlos  Gabriel  Teper a fs. 211, interpone recurso de apelación  contra  el  resolutorio  mencionado, que es fundado  a  fs.  212/214, obrando a fs. 215 y vta., la respuesta dada por la sindicatura interviniente.-

········II) El  decisorio  citado  en  primer  término causa  gravamen al recurrente, por cuanto se desestimó el planteo de nulidad de los  actos  preparatorios  en orden a la realización  de  la  subasta  decretada  en autos, al interponerse el mismo dentro  de  los  cinco días contados a partir de la publicación de edictos  y no  del  decreto  de  venta.  Señala  que se han visto afectados derechos de terceros y su derecho de defensa en juicio.-

········En  segundo lugar, y en lo atinente al rechazo de  la nulidad impetrada contra el acto de subasta, el impugnante   formula   como   objeción   la  falta  de exhibición  del  bien  a  subastar, que a su entender, resulta   ser   causa   eficiente   para   un   remate transparente  y  a  buen precio, por incumplimiento de los  deberes funcionales del martillero desinsaculado. Asimismo alega, el perjuicio que afecta  los  derechos de  la masa de acreedores y a su derecho de defensa en juicio.-

········III) Ingresando al tratamiento de los recursos de  apelación  deducidos,  comenzare  por referirme al primero de ellos.-

········Y  en  tal  sentido,  es  importante  tener en cuenta que a los fines de plantear la nulidad  de  los actos preparatorias de una  subasta,  como  en  autos, para  el  caso de haberse detectado alguna anomalía en lo referente a los edictos, es imprescindible tener en cuenta el tiempo de su planteamiento, es decir  dentro del  quinto  día  inmediato  siguiente  a  la   última publicación  (véase  en tal sentido, de Roland Arazi y Jorge Rojas, “Código Procesal Civil y Comercial de  la Nación,   comentado,  anotado  y  concordado  con  los Códigos provinciales”, Ed. Rubinzal Culzoni, Santa Fe, 2007, Tomo II, pág. 980).-

········No   obstante   ello,   para   este   tipo  de situaciones resultan de aplicación las previsiones  de los  arts. 169 y siguientes del Código Procesal, donde se debe tener en cuenta que:

········a)  en  materia  procesal  las  nulidades,  en principio,  resultan  relativas  (art.   170   y   174 CPCyCPBA);  ········b)  que  la parte que hubiere dado lugar a la nulidad, no podrá pedir  la  invalidez  del acto realizado (art. 171); y

········c) que se declarara a petición de parte, quien deberá expresar el perjuicio sufrido y el interés  que se procura subsanar.-

········En tal entendimiento,  quisiera  destacar  que según la constancia del mandamiento de  fs.  88,  para los 18 días del mes de mayo de 2005, el Sr. Juan María Oresanz ocupaba el  bien  inmueble  a  ser  subastado. Cuando según la propia copia certificada del  contrato de  comodato  de  fs.   120/122,   que   acompaña   el nulidicente  como  prueba  del estado de ocupación, el bien inmueble a ser subastado debía ser  detentado,  a partir  del  1ro   de   abril   de   2005,   por   los representantes del Centro  de  Artes  y  Oficios  Casa Azul,  entre otros designados por la Municipalidad del Partido  de  Mar  Chiquita. A lo que cabe agregar, que desde  el  día 19 de marzo de 1999, el peticionante se encuentra  en estado de quiebra (copia de la sentencia obrante a fs. 1/2vta.), y como bien apunta  el  primer sentenciante, de conformidad con lo dispuesto  en  los arts.  106, 107, 109, 118, y concordantes de la Ley de Concursos  y Quiebras, el aludido contrato de comodato resulta ineficaz de pleno derecho.-

········De tales hechos se concluye que el apelante no solo  ha  dado  lugar  a  la nulidad que busca hoy sea declarada, sino que además no precisa ni el  perjuicio sufrido, ni cual es el interés que procura subsanar.-

········Así  las cosas, resulta ser entonces, la falta de cumplimiento de los requisitos mencionados, lo  que me  lleva  a  confirmar lo resuelto por el Sr. Juez de Primera Instancia.-

········Voto pues por la AFIRMATIVA.-

········El señor Juez doctor Rosales  Cuello  votó  en igual sentido por los mismos fundamentos.-

········A LA  SEGUNDA  CUESTION  EL  SEÑOR JUEZ DOCTOR AZPELICUETA DIJO:

········Corresponde  en   este   punto   analizar   el cuestionamiento del acto de  subasta  que  formula  el impugnante  en el siguiente sentido, esto es, si de la falta de exhibición del bien a subastar, a su entender por  incumplimiento  de  los  deberes  funcionales del martillero  desinsaculado, se siguió con un remate que no  cumplió  con el estándar de transparencia y precio que establece el Código de forma.-

········En   este   punto   pongo   en  evidencia  dos cuestiones de hecho.-

········La  primera  resulta  de  la  constancia   del mandamiento, librado a fs. 115 y obrante a fs. 144, de donde resulta que impuesto el Sr. Juan  María  Oresanz del  cometido  que ocupaba al Sr. Oficial de Justicia, “y  ante  la negativa de poder ingresar a la propiedad concurrimos nuevamente con el Teniente Primero  (….) de  la  Subcomisaría  de  Santa Clara y nuevamente nos impiden  el  ingreso  al  inmueble,  por  lo  que  los interesados  solo  vieron   la   vivienda   desde   el exterior”,  circunstancia esta que meritúo en disfavor del hoy impugnante, toda vez que el mismo no prestó la colaboración necesaria en tal sentido.-

········En segundo lugar,  y  de  conformidad  con  lo informado  por  el martillero interviniente a fs. 165, surge que “luego  de  la  lectura  del  edicto  y  las explicaciones de practica, solicite a los concurrentes ofertas,  hasta  llegar a la mejor en la suma de pesos ciento  cinco  mil  ($ 105.000.-) resultando comprador (…)”, quien  figura  en  el  boleto  de  compraventa obrante  a  fs. 154. Dato de la realidad que desbarata la secuencia causal,  alegada  por  el  quejoso,  como determinante  de  un  perjuicio,  a  mi  entender   no presente en autos.-

········A  ello agrego, que los edictos constituyen el medio  a  través  del  cual  se  da  a  publicidad  la actuación que se llevara a cabo para la realización de los  bienes del deudor. En otras palabras, un medio de propaganda  que  procura atraer a la mayor cantidad de interesados  posibles  en  la adquisición de la cosa a subastarse,  con la finalidad de asegurar el éxito del remate,  lo  cual  redundara,  en  definitiva,  en  un beneficio para las partes y para conseguir de ese modo una mas efectiva administración de justicia (véase  en tal  sentido,  de  Sosa,  Toribio   Enrique   “Subasta judicial”, Ed. Librería Editora  Platense,  La  Plata, 2000, pág. 142).-

········Más  aún,  esta  Sala  ha  resuelto   que   la exhibición  del  inmueble  no  es un requisito para la transmisión  del  dominio,  pues  los  interesados  se informan  de  las  condiciones de venta y de dominio a través de los edictos oportunamente  publicados  donde se individualizaron las partidas a subastar,  quedando librado a  su  voluntad  el  concurrir  a  visitar  el inmueble para apreciar las condiciones materiales  del mismo   (Expediente   Nro.   124.581,   sentencia  del 06/09/2005, Reg. Nro. 426 Folio Nro. 2324).-

········Voto pues por la AFIRMATIVA.-

········El  señor  Juez  doctor Rosales Cuello votó en igual sentido por los mismos fundamentos.-

········A LA  TERCERA  CUESTION  EL  SEÑOR JUEZ DOCTOR AZPELICUETA DIJO:

········Corresponde, si me tesitura ha  de  prosperar: I)  Confirmar  la  resolución  de  fs.  141/142;   II) Confirmar la resolución  de  fs.  200/202  vta.;  III) Imponer  las  costas  al  apelante  vencido  (art.  68 CPCyCPBA).-

········ASI LO VOTO.-

········El  señor  Juez  doctor Rosales Cuello votó en igual sentido por los mismos fundamentos.-

········Con  lo  que  terminó  el  acuerdo dictando la siguiente:

············S E N T E N C I A

········Por  los   fundamentos   consignados   en   el precedente acuerdo: I) SE CONFIRMA  la  resolución  de fs. 141/142; II) SE  CONFIRMA  la  resolución  de  fs. 200/202 vta.; III) SE IMPONEN las costas  al  apelante vencido  (art. 68 CPCyCPBA). Notifíquese personalmente o por cédula (art. 135 inc. 12 CPCyCPBA).-

JUAN JOSE AZPELICUETA

································RAMIRO ROSALES CUELLO

····················JOSE GUTIERREZ

··················Secretario “ad hoc”