CONCURSOS. Verificación tardía. Acuerdo homologado. Mora en el pago de cuotas concordatarias. Mora automática. Improcedencia. Obligación a plazo determinado y pagadera en el domicilio de la concursada. Mora del acreedor. Art. 23 Ley 11683. Omisión de la AFIP de presentarse en el domicilio de la concursada a informar la cuenta bancaria en la que debía efectuarse el depósito de las cuotas o a retirar el cheque respectivo

“El Art. 23 de la Ley 11683, en su primer párrafo -t.o. por ley 25795- establece que el pago de tributos, intereses y multas puede efectuarse mediante depósito en las cuentas especiales del Banco de la Nación Argentina y de los bancos y otras entidades que la AFIP autorice a ese efecto, o mediante cheque, giro o valor postal o bancario a la orden del citado organismo. En consecuencia, siendo que reconoce la AFIP que no concurrió al domicilio de la concursada a informar la cuenta bancaria en la que debía efectuarse el depósito de las cuotas o a retirar el cheque respectivo y tampoco denunció en esta causa los datos necesarios para que se procediera al pago, cabe reputar desvirtuados los efectos de la mora automática respecto del deudor por el mero vencimiento del plazo.”

“El acuerdo homologado produce efectos respecto de todos los acreedores quirografarios alcanzados por el mismo, aunque hayan sido verificados tardíamente (Art. 56 de la ley 24.522). Y así no corresponde colocar a la AFIP en un plano distinto de aquel en el que se encuentran los demás acreedores quirografario.”

“Tratándose, entonces, de una obligación a plazo determinado, pagadera en el domicilio de la concursada, corresponde considerar que en el caso ha mediado mora del acreedor, en tanto por una omisión que sólo a él es imputable, ha hecho imposible el cumplimiento del pago prometido en las condiciones establecidas en el acuerdo (v. nota al Art. 509 del Código Civil, último párrafo).”

 

 

Fallo en Extenso:
118.526/99 - ‘Vialbaires S.A. s/ concurso preventivo’ - CNCOM - SALA E - 27/06/2008

Buenos Aires, junio 27 de 2008.//-
Y VISTOS:
1. Contra la resolución de f s. 2772/3 que admitió parcialmente la impugnación de la concursada a la liquidación practicada por la AFIP, apelaron ambas partes.-
La deudora fundó el recurso con la pieza de f s. 2784/5, respondida por la acreedora en f s. 2793/4.-
Por su parte, esta última presentó sus agravios en fs. 2787/8, contestados por la concursada en fs. 2801/2.-
La sindicatura respondió ambos traslados en fs. 2797/9.-
2. a)) El acuerdo preventivo homologado el 2/3/01 previo el pago a los acreedores quirografarios del 40% de los créditos verificados y declarados admisibles, en diez cuotas anuales y consecutivas, la primera de ellas con vencimiento el 30/12/03. Asimismo se pactó que las cuotas devengarían un interés del 3% anual sobre saldos de capital desde la fecha de la homologación y hasta su efectivo pago.-
La divergencia que se aprecia entre las liquidaciones practicadas por la acreedora y la concursada finca en que mientras que la primera adicionó a cada cuota de capital intereses al 3% anual sobre el saldo siempre desde la fecha de homologación, la deudora hizo lo propio sólo en la primera cuota y en las sucesivas, calculó los intereses devengados sobre ese mismo saldo (reducido por las cuotas anteriores) desde el vencimiento inmediato anterior.-
Juzga la Sala que las cuentas practicadas por la concursada son las que se adecuan a los términos del acuerdo homologado. En efecto, lo que pretende la AFIP es que todos los años se abonen intereses sobre el total adeudado hasta el vencimiento de cada cuota desde la misma fecha originaria y ello implica duplicar sucesivamente un mismo concepto. Si con la primera cuota se debe abonar el 3% anual de intereses desde la homologación y hasta su vencimiento, al año siguiente esa alícuota sólo puede devengarse desde aquél vencimiento hasta el que le sigue. No puede pretenderse cobrar nuevamente el 3% desde la fecha de homologación pues ello se incluyó en el importe de la primera cuota.-
En definitiva, a criterio de la Sala la interpretación que mejor se adecua a los términos del acuerdo preventivo es que el capital adeudado devengaría un único interés anual del 3% desde la homologación. Esos réditos se irían pagando con cada cuota de capital de acuerdo a lo que, hasta ese momento, se hubiera devengado y sobre la base del capital remanente.-
Consecuentemente, toda vez que la liquidación practicada por la concursada se adapta a ese mecanismo, fue bien admitida la impugnación y la consecuente aprobación de sus cuentas en lo que aquí fue analizado.-
b) Resta considerar si ha existido mora de la deudora en el pago de las cuotas concordatarias y, en su caso, si procede la aplicación de intereses desde la fecha de vencimiento de cada una de ellas.-
En este punto cabe hacer una primera aclaración: la primera cuota, como se dijo, venció el 30/12/03, pero el crédito de la AFIP no () fue verificado definitivamente sino hasta el dictado de la resolución de esta Sala en el incidente de verificación tardía respectivo, lo que ocurrió el día 1/11/05.-
Consecuentemente, en todo caso, la mora debería situarse a partir de la fecha en que la concursada se notificó de ese decisorio, pues hasta ese momento, no existía crédito admitido susceptible de ser atendido en los términos del acuerdo (cfr. esta Sala, “Orlan Rober S.A.C.I. s/ Concurso Preventivo s/ incidente de verificación por MCBA”, del 25/11/88;; id, “Murillo y Kern S.R.L. s/ Concurso Preventivo s/ inc. de verificación por MCBA”, del 12/10/89). Nótese que no se trata de una acreencia declarada admisible en los términos del Art. 36 de la ley 24.522 sujeta a revisión (Art. 58 de la ley 24.522), sino que la insinuación fue extemporánea.-
Sentado lo expuesto, es pacífica e histórica la jurisprudencia en cuanto considera que la mora en el pago de la cuota concordataria se produce en forma automática por tratarse de una obligación a plazo cierto conforme lo dispuesto por el Art. 509 del Código Civil (cfr. CNCom, Sala A, “A. Armando Diamante Perforaciones Maquinarias Herramientas S.A.”, del 9/3/79; id. Sala B, “Italpapelera S.A. c/ Frigorífico’ Cristal S.A.”, del 13/3/89; id. Sala C, “Rimapar S.A.C.I. s/ Concurso”, del 30/8/83; id. Sala D, “Finda S.A. s/ Concurso”, del 7/11/85; id. esta Sala, “Rosati y Cristoforo S.A. s/ Concurso”, del 27/2/87, entre otros).-
Y, en el caso, tratándose de una verificación tardía, como fue dicho, esa mora no podría haberse producido antes de notificarse a la deudora la resolución definitiva dictada en el incidente respectivo (cfr. CNCom, Sala C, “Crawford S.A. s/ Concurso s/ incidente de verif. por CASFEC”, del 25/6/87).-
Ahora bien, ello no obsta a que la deudora demuestre la inexistencia de los presupuestos fácticos requeridos para que esa mora automática se configure (arg. Art. 509 del Código Civil, último párrafo; v. en este sentido, esta Sala, precedente “Rosati” ya citado).-
En el caso, la AFIP reconoció que no se presentó al domicilio de la concursada a percibir las cuotas concordatarias, pero esgrime que, conforme las disposiciones del Art. 23 de la ley 11.683 todos los pagos a efectuarse en su favor debieron ser por vía bancaria.-
Sin embargo, el citado Art. 23, en su primer párrafo -t.o. por ley 25795- establece que el pago de tributos, intereses y multas puede efectuarse mediante depósito en las cuentas especiales del Banco de la Nación Argentina y de los bancos y otras entidades que la AFIP autorice a ese efecto, o mediante cheque, giro o valor postal o bancario a la orden del citado organismo.-
En consecuencia, siendo que reconoce la AFIP que no concurrió al domicilio de la concursada a informar la cuenta bancaria en la que debía efectuarse el depósito de las cuotas o a retirar el cheque respectivo y tampoco denunció en esta causa los datos necesarios para que se procediera al pago, cabe reputar desvirtuados los efectos de la mora automática respecto del deudor por el mero vencimiento del plazo.-
Sucede que el acuerdo homologado produce efectos respecto de todos los acreedores quirografarios alcanzados por el mismo, aunque hayan sido verificados tardíamente (Art. 56 de la ley 24.522). Y así no corresponde colocar a la AFIP en un plano distinto de aquel en el que se encuentran los demás acreedores quirografario.-
La obligación tenía un lugar de pago determinado, por lo que era ahí donde debía cumplirse (arts. 747 del Código Civil).-
Tratándose, entonces, de una obligación a plazo determinado, pagadera en el domicilio de la concursada, corresponde considerar que en el caso ha mediado mora del acreedor, en tanto por una omisión que sólo a él es imputable, ha hecho imposible el cumplimiento del pago prometido en las condiciones establecidas en el acuerdo (v. nota al Art. 509 del Código Civil, último párrafo).-
En este sentido, señala Llambías que el deudor no incurre en mora si el acreedor no ofrece su cooperación para el cumplimiento de la obligación. Uno de esos deberes de cooperación a cargo del acreedor es el de concurrir al domicilio del deudor a recibir el pago en los casos en que éste sea el lugar designado para el cumplimiento (v. “Manual de Derecho Civil. Obligaciones”, p. 53, Perrot,. 1991). Así pues, si no lo hace incurrirá el accipiens en mora y, uno de los efectos de tal estado, es el de hacer cesar los intereses moratorios a cargo del deudor (Llambias, ob. cit., p. 57 y 58).-
En consecuencia, juzga la Sala que la resolución apelada, en cuanto manda calcular intereses moratorios desde el vencimiento de cada cuota y hasta el efectivo pago, debe ser revocada.-
3. Por ello, se resuelve: a) desestimar la pretensión recursiva de la AFIP, con costas (Cpr. 69);; b) estimar los agravios de la concursada y revocar el segundo párrafo de la parte resolutiva de la sentencia apelada, con costas (Cpr. 69).-
Devuélvase sin más trámite, encomendándose al juez de la primera instancia las diligencias ulteriores y las notificaciones pertinentes (Cpr. 36:1).//-
Fdo.: ANGEL O. SALA - MARTIN ARECHA - RODOLFO A. RAMIREZ
Valeria Perez Casado, Prosecretaria de Cámara
Citar: elDial - AA4B94
Copyright © elDial.com - editorial albrematica