“OEM TELEFONÍA CELULAR ARGENTINA S.A. S/CONC. PREV. S/INC. DE APEL. PROMOV. POR: CITIBANK N.A.” - CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES EN LO COMERCIAL, SALA D(CNCOM)(SALAD) - 19/02/2008
Fuente LA LEY 03/06/2008, 7
HECHOS:
En el marco de un concurso preventivo, el acreedor apeló la resolución que rechazó su pretensión de renunciar al privilegio especial prendario conferido al crédito verificado en su favor. La Cámara admitió el recurso y revocó la sentencia impugnada.
SUMARIOS:
1. Resulta improcedente que el concursado resista la pretensión del acreedor de renunciar al privilegio especial prendario del crédito verificado a su favor, con fundamento en la prescripción del cobro de éste, pues la acreencia ya obtuvo reconocimiento judicial en este concurso.
TEXTO COMPLETO:
2ª Instancia. — Buenos Aires, febrero 19 de 2008.
1. Apeló Citibank N.A. la resolución copiada en fs. 29/31 que rechazó su pretensión de renunciar al privilegio especial prendario conferido al crédito verificado en su favor en la oportunidad prevista por la LCQ 36 (fs. 39).
Los fundamentos del recurso obran expuestos en la pieza glosada en fs. 35/37 y fueron respondidos únicamente por la sindicatura en fs. 43/44.
2. Ciertamente, tal como lo sostuvo el señor juez a quo en el pronunciamiento apelado, la ley 24.522 no establece el plazo hasta el cual el acreedor privilegiado puede hacer uso de su derecho de renunciar al privilegio (fs. 29, punto 2, primer párrafo).Sin embargo, resulta errada la apreciación efectuada en el párrafo siguiente, en cuanto considera “extemporánea” la renuncia al privilegio formulada por el acreedor prendario por el hecho de haber vencido el plazo del período de exclusividad, teniendo en cuenta que el único fin perseguido por el peticionario es el cobro del crédito como mero quirógrafo.
Al respecto señálase que después de vencido el período de exclusividad, y aun con posterioridad a la homologación del acuerdo, el acreedor puede válidamente renunciar a su privilegio aunque no para votar, obviamente, sino para colocarse en una categoría acorde con su interés, como es la percepción del crédito en los términos del acuerdo homologado, sin que esta “tardía” renuncia del privilegio pueda alterar la base de cómputo del acuerdo (Heredia, Pablo D., “Tratado Exegético de Derecho Concursal”, Buenos Aires, 2000, T° 2, pág. 83, y doctrina allí citada; en similar sentido, CNCom., Sala B, 10.11.98, “Fluvialco Navegación S.A. s/ concurso preventivo”).
En el caso, no existe controversia acerca de que el acreedor Citibank N.A. obtuvo verificación de un crédito con privilegio especial prendario al que renunció con posterioridad para cobrar su acreencia, con carácter quirografario, en los términos del acuerdo preventivo homologado.
Para ello invocó la imposibilidad de cobro de las facturas dadas en garantía a las deudoras cedidas, por resultar “…parcialmente falsos e inexistentes conforme lo invocado por las deudoras…” en base a determinada documentación y antecedentes a los que pudo acceder.
En razón de ello, resulta improcedente que -como en el caso- la concursada, y mucho menos la sindicatura, resista dicha pretensión planteando la prescripción del cobro de aquellas facturas, toda vez que el crédito fue verificado en este universal, careciendo de relevancia a este efecto la renuncia al privilegio, pues no muta la inequívoca circunstancia jurídica de que el crédito -ahora sin privilegio- ya obtuvo reconocimiento judicial en el concurso (conf. CNCom., Sala B, fallo citado).
Las consideraciones vertidas precedentemente son suficientes para admitir el recurso, debiendo el juez de grado establecer el modo en que serán percibidas las cuotas concordatarias ya vencidas (LCQ 56, último párrafo).
3. Por lo expuesto, se RESUELVE:
13
a. Admitir el recurso interpuesto y revocar la resolución copiada en fs. 29/31.
b. Distribuir las costas de ambas instancias en el orden causado, dadas las particularidades de la cuestión debatida (cpr 68 segundo párrafo y 69; LCQ 278).
Devuélvase sin más trámite, confiándose al magistrado de primera instancia proveer las diligencias ulteriores (cpr 36: 1°) y las notificaciones pertinentes. — Gerardo G. Vassallo. —Juan José Dieuzeide. —Pablo D. Heredia.