“Alvarez Moser Juan Jorge c/Bianchini Roberto Ángel s/ ejecución hipotecaria s/queja” – CNCOM – SALA A – 16/09/2008

“En el caso, el deudor se quejó por la denegación de la apelación deducida contra la resolución que rechazó el pedido de suspensión de los actos de ejecución forzada sobre el inmueble de su propiedad por aplicación de las directivas de la Ley 26.167. Pues bien, la resolución cuestionada no se inscribe dentro de las normales alternativas de un juicio concursal, y tiene atipicidad suficiente como para apartarse del principio consagrado por la LCQ: 273,inc.3.”

Buenos Aires, 16 de Setiembre de 2008.-

Y VISTOS:

1.) Recurre en queja el demandado, en virtud de la providencia copiada en fs. 20, en la que el Sr. Juez de Grado desestimó la apelación interpuesta subsidiariamente contra la decisión de fs. 8 que rechazó la presentación de fs. 1/7 dirigida a que se aplicara a la presente ejecución hipotecaria las disposiciones de la Ley 26.167, ordenándose la suspensión de los actos de ejecución del inmueble hipotecado.-

2.) El a quo rechazó el recurso con sustento en lo normado por el Art. 273, inc. 3° LCQ, en cuanto prevé una inapelabilidad genérica para las resoluciones dictadas durante el procedimiento de la quiebra.-
Esta norma tiene por finalidad impedir que la celeridad y agilidad de los trámites del proceso universal puedan ser perturbados por apelaciones que dilatan el desarrollo normal de la causa. De ahí que la revisión de grado posee carácter restrictivo y excepcional y debe ser abierta sólo en aquellos supuestos en que se haya demostrado en forma efectiva y concreta que lo decidido por el Tribunal inferior importa un perjuicio calificable como grave a los intereses en juego. -
Verificados tales supuestos, debe permitirse el acceso a la Alzada.-
En el caso, el deudor se quejó por la denegación de la apelación deducida contra la resolución que rechazó el pedido de suspensión de los actos de ejecución forzada sobre el inmueble de su propiedad por aplicación de las directivas de la Ley 26.167. Pues bien, la resolución cuestionada no se inscribe dentro de las normales alternativas de un juicio concursal, y tiene atipicidad suficiente como para apartarse del principio consagrado por la LCQ: 273,inc.3.-
Con fundamento en ello, habrá de receptarse la pretensión incoada.-

3.) Por lo expuesto, la Sala RESUELVE:
a.) Hacer lugar a la queja.-
b.) Conceder en relación el recurso de apelación interpuesto subsidiariamente en fs. 9/19, debiendo sustanciarse con la sindicatura y el acreedor hipotecario.-
Remítase a la anterior instancia a los efectos de su agregación a los autos del mismo, encomendándose al Sr. Juez a quo disponer las diligencias inherentes a la tramitación recursiva.-

FDO.: María Elsa Uzal, Isabel Míguez, Alfredo Arturo Kölliker Frers
Ante mí: Valeria Cristina Pereyra