MOISEEFF, ALFREDO S/QUIEBRA”. CNCOM, SALA D, 22/10/2008

Tema: legitimación síndico para oponer la prescripción.

Fuente: errepar.com.

Buenos Aires, 22 de octubre de 2008

 

1. Apeló la síndico a fojas 1452 la decisión de fojas 1443/1444 que rechazó sus planteos de fojas 1439/vta., entre ellos el de prescripción, y reconoció en su totalidad el crédito pretendido por la Municipalidad de San Isidro como gasto del concurso.

Los fundamentos del recurso fueron expuestos en fojas 1454/vta. y respondidos en fojas 1456/1457.

La señora fiscal general estimó que la materia no era de su incumbencia, por lo que a fojas 1461 declinó intervenir en el presente.

 

2. Como punto de partida, y en virtud del cuestionamiento que la incidentista formuló sobre el asunto, corresponde precisar que -tal como ya ha sido reconocido por esta Sala (4/4/2008 - “Di Nella, Alberto s/quiebra s/incidente de verificación por Municipalidad de San Isidro”)- la síndico de la quiebra se encuentra suficientemente legitimada para plantear la defensa de prescripción, pues ello encuentra fundamento no sólo en su calidad de órgano del proceso falencial, encargada de tutelar el interés concursal, sino además en el precepto del artículo 3963 del Código Civil (Di Tullio, José A.: “Teoría y práctica de la verificación de créditos” - Bs. As. - 2006 - págs. 139/140; Junyent Bas, Francisco y Molina Sandoval, Carlos A.: “Ley de concursos y quiebras comentada” - Bs. As. - 2005, T. I - pág. 346; Casadío Martínez, Claudio A.: “Prescripción concursal: legitimación para oponerla y declaración de oficio” - ED - T. 213 - pág. 797).

Por lo demás, vale mencionar que el temperamento antes expuesto resulta coincidente con el adoptado por otras Salas de este Tribunal (CNCom. - Sala A - 26/9/2007 - “Grupo Médico Boulogne s/quiebra s/incidente de verificación por Municipalidad de San Isidro”).

 

3. Aclarada esa cuestión corresponde examinar el planteo propuesto por la sindicatura en su memorial”.

Es sabido que la prescripción no es un instituto propio del derecho público local, sino un instituto general del derecho, lo que ha justificado que, en ejercicio de la habilitación conferida al legislador nacional por el artículo 75, inciso 12), éste no sólo fijara los plazos correspondientes a las diversas hipótesis en particular, sino que, dentro de ese marco, estableciera también un régimen destinado a comprender la generalidad de las acciones susceptibles de extinguirse por esta vía (Fallos: 326:3899).

Así, las deudas por impuestos, tasas y contribuciones reclamadas por el Estado Municipal se encuentran amparadas por el plazo de prescripción quinquenal establecido por el artículo 4027, inciso 3) del Código Civil, habida cuenta que las obligaciones derivadas de dichos tributos deben ajustarse al régimen general de prescripción establecido en los códigos de fondo.

Vale mencionar, además, que la solución propiciada resulta coincidente con el temperamento adoptado por otras Salas de este Tribunal (CNCom. - Sala B - 21/12/2006 - “Iatra SA s/concurso preventivo s/incidente de verificación por Municipalidad de la Matanza”).

Sobre tales premisas, teniendo en cuenta que la fecha de solicitud del reconocimiento del crédito produce la interrupción del plazo de prescripción, lo cual ocurrió el 5/5/2008 (fs. 1418 vta.) y que en ocasión de contestar el pertinente traslado la Municipalidad de San Isidro no invocó ni mucho menos acreditó actos anteriores con igual virtualidad (fs. 1441/1442), cabe declarar prescripta la deuda comprendida entre la sexta cuota de 1990 y la tercera cuota del año 2002.

De allí que, en función de lo dicho hasta aquí, corresponda modificar la decisión de grado y reducir el crédito por capital e intereses que corresponde desde la cuarta cuota de 2002 y hasta la tercera cuota de 2007, es decir, según los cálculos realizados por la sindicatura que no han sido controvertidos por la incidentista, a la suma de $ 8.916,52.

Ello así por cuanto el argumento de que resultando la fallida titular de un 50% de la propiedad respecto de la cual se devengara la tasa y que, en tal medida, debía responder, no fue receptado por la magistrado de grado y en ese aspecto la decisión no ha sido cuestionada por la síndico.

 

4. Las costas de alzada, en atención al principio objetivo de la derrota, se imponen a la Municipalidad de San Isidro en su calidad de vencida (art. 68, CProc.).

 

5. Por ello se

 

RESUELVE:

 

i) Admitir el recurso de fojas 1452 y, en consecuencia, declarar prescripta la acción de cobro de las deudas supra referidas y reducir el crédito reconocido a favor de la Municipalidad de San Isidro a la suma de $ 8.916,52; y

 

ii) Imponer las costas de alzada a cargo de la incidentista.

 

Notifíquese a la señora fiscal de cámara en su despacho y oportunamente, devuélvase sin más trámite, confiándose al magistrado de primera instancia proveer las diligencias ulteriores [art. 36, inc. 1), CProc.] y las restantes notificaciones pertinentes.

 

Fdo: Gerardo G. Vassallo - Juan J. Dieuzeide - Pablo D. Heredia