“MINO ROLANDO OLIVERO S/QUIEBRA” – CNCOM, SALA A, 24/10/2008
 

Tema: honorarios en el concurso especial. Base regulatoria.
 

Fuente: laleyonline
Buenos Aires, octubre 24 de 2008.
Y Vistos:
I.- (1.) Apelaron los acreedores hipotecarios el régimen de costas establecido en la resolución que obra a fs. 787/790. Expresaron sus agravios a fs. 819, los que fueron contestados por la sindicatura a fs. 822.
(2.) Es criterio pacífico y uniforme de todas las Salas de éste Tribunal, en el sentido que deben considerarse inapelables aquellas cuestiones en las cuales la cuantía económica comprometida en el recurso resulta inferior al monto previsto por el artículo 242 del CPCC (texto según ley 23.850), que asciende actualmente a la suma de $ 4.369,67 (ésta CNCom.. esta Sala A, 8.5.95, “Banco Alas Coop. Ltdo. s/ quiebra s/ inc. prom. por Jorge Gonzalvez y otros”; íd., íd., 30.8.95, “Welbus S.A. Ltda.”; íd., Sala B, 19.2.96, “Perelestein de Neguizian Aída”; íd., Sala 18.11.88, “Jimenez Zapiola Viviendas”; íd. íd., 09.03.89, “Flores de Russo c/ Flores E.”; íd., Sala D 10.7.06, “Nuevo Banco Santurce S.A. s/ quiebra s/ inc. de verificación de crédito por Fainguerch Juan E.”; íd., Sala E. 30.5.97, “Banco del Buen Ayre c/ Scrosería”; entre muchos otros).
Esta solución, que pondera la apelabilidad limitada a la cuantía económica que es materia de recurso, tiene su fundamento en que la intervención de la Alzada debe centrarse en aquellas cuestiones económicamente trascendentes, tal es la ratio legis de la citada regla procesal. Por otro lado, si se considerara un monto distinto a ésta, se afectaría implícitamente la premisa de que el agravio es el límite de conocimiento para el Tribunal de revisión (CPCC: 271), puesto que se admitiría un recurso sobre una base pecuniaria no controvertida ni materia de agravio; una adecuada interpretación de la norma no puede conducir a que ésta última haya sido la intención del legislador (este Tribunal, Sala C, 09.03.89, “Flores de Russo”, antes citado; íd. 18.7.01, “Supermercado Aragone S.A. s/concurso preventivo s/ inc. de revisión por Etamine s/ queja”; en idéntico sentido, Sala D, 29.3.84, “Barco Tomás c/ Centro de Suboficiales Retirados del Ejército y la Aeronáutica”; íd. Sala E, 20.5.83, “Soifer Alberto Daniel c/ Viola Oscar s/ ejec.”; CNCiv., Sala A, 3.3.83, “Ripolli de Belluoni M s/ suc.”; íd. Sala B, 24.2.83, “Villadóniga Guillermo s/ suc.”; íd. Sala E, 26.10.84, “Bukchstein de Schpolansky c/ MC.B.A. s/ expre. inv.”; íd. Sala G, 16.2.82, “S. de G.D.R. s/ alimentos”).
Este criterio también ha sido el que ha asumido la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en materia de recurso ordinario de apelación (art. 24, inc. 6 ap. a) del Decreto-Ley 1285/58), al disponer que a esos efectos debe estarse “al valor disputado en último término” (cfr. “Menem Carlos c/ Gobierno Nacional”, del 3.8.85; “Hilanderías Olmos S.A.”, del 28.6.84; “Empresa Constructora Provenzani S.R.L.”, del 3.11.83; entre otros).
(3.) En la especie, el quantum comprometido en la apelación, debe considerarse representado por monto de los honorarios que se regulen por los trabajos realizados en relación a la incidencia resuelta a fs. 787/790, los que, según cálculos efectuados de oficio por este Tribunal, aún en su máxima expresión, no superarían el valor previsto por la norma procesal citada para la audibilidad de la queja.
(4.) Como consecuencia de ello, ésta Sala RESUELVE: declarar mal concedido el recurso interpuesto a fs. 808 contra la resolución de fs. 787/790.
II. Las actuaciones de los beneficiarios de los estipendios recurridos, se han dado en el marco del trámite de concurso especial a que se convirtiera el presente proceso.
Así, es criterio de esta Sala, en su actual composición, que cuando se trata, como en el caso, de un proceso al que se le imprimió el trámite de concurso especial, los honorarios deben ser fijados de acuerdo a las reglas de los incidentes (LCQ:287 y L.A: 33), utilizándose como base regulatoria el monto resultante de la subasta siempre —obviamente— con el techo del monto del crédito que lo motiva (conf. esta CNCom., esta Sala A, 12.10.99, “Auslender de Pecar Eva s/ Quiebra s/ Inc. de Concurso Especial por Banco Bansud S.A.”, CNCom, Sala E, 30.09.85, “Verpo SRL s/ Quiebra c/ Amex. Comunicaciones Gráficas s/ Inc. de Concurso Especial”). Solución ésta que se estima como la más congruente con el principio de proporcionalidad, al respetarse la equidistancia entre el interés material de las partes y los honorarios profesionales (CNCom., Sala D, 14.08.92, “Establecimientos Metalúrgicos Mimbie SA s/ Quiebra s/ Concurso Especial por Banco de Italia y Río de la Plata SA (en liquidación por BCRA”) y porque de ese modo se evita la paradoja que se produciría si las costas llegaran a superar holgadamente el importe que percibirá el titular del crédito principal (Guillermo M. Pesaresi, Julio F. Passarón, “Honorarios en Concursos y Quiebras”, Bs. As., 2002, Ed. Astrea).
En virtud de lo expuesto y merituando la labor profesional desarrollada por los beneficiarios de las regulaciones apeladas, por su eficacia, extensión y calidad, teniendo en cuenta las tareas efectivamente cumplidas se elevan a tres mil doscientos cincuenta, setecientos, trescientos, setecientos y a seis mil quinientos pesos los honorarios fijados en fs. 789 a favor de los síndicos A. F. C., D. R., del doctor J. A. M. V., del síndico J. D. F. y del doctor L. F. T., respectivamente (arts. 6, 7, 9, 11 y 33 de la ley 21839, modif. por la ley 24432).
Devuélvase a primera instancia, encomendándose al Sr. Juez a quo disponer las notificaciones del caso.
La Señora Juez de Cámara Dra. María Elsa Uzal no interviene en la presente resolución por encontrarse en uso de licencia (art. 109 del Reglamento para la Justicia Nacional). — Isabel Míguez. — Alfredo Arturo Kölliker Frers.