“OSPEDYC S/CONC. PREV.” – CNCOM, SALA C, 22/10/2008
 

Tema: prescripción concursal. Suspensión del plazo de 6 meses.
 

Fuente: laleyonline
Buenos Aires, octubre 22 de 2008.
Y Vistos:
1. Fue materia de recurso la resolución de fs. 62/64, por la cual el juez de primera instancia desestimó la excepción de prescripción opuesta por la concursada y admitió al pasivo concursal el crédito insinuado. Éste había sido fundado en una sentencia firme dictada en el fuero del trabajo.
La apelación provino de la concursada, que mantuvo su recurso mediante el memorial de fs. 73/74, contestado a fs. 76/78 por la incidentista y a fs. 80 por la sindicatura.
2. La concursada fundó su excepción en que la incidentista había dejado transcurrir el plazo de seis meses previsto por el art. 56, LCQ, contado desde que la sentencia dictada en el juicio laboral antecedente quedó firme.
3. Para resolver del modo como lo hizo, el a quo tuvo en cuenta que un pedido de certificación de copias presentado en el expediente referido a los fines de promover la verificación del crédito había tenido la idoneidad interruptiva de la prescripción. De modo que la acción verificatoria no se hallaba extinguida por prescripción al tiempo del inicio de este incidente.
4. La apelante sostuvo que sólo el inicio del incidente habría tenido la virtualidad de interrumpir la prescripción y que los actos desarrollados en el expediente laboral no impedían la promoción del reclamo verificatorio.
5. Para el Tribunal, el recurso no es admisible, toda vez que las apreciaciones contenidas en la sentencia apelada bastan de por sí para mantener el rechazo de la defensa de prescripción.
La sentencia dictada en sede laboral quedó firme respecto de la actora una vez notificada a ella la aclaratoria del 22.8.06 (v. fs. 470 del expediente recibido como prueba). Esa notificación tuvo lugar el 5.9.06 (v. fs. 480, ídem). Por eso, la sentencia quedó firme el 13.9.06.
Ciertamente, desde esta última fecha hasta la de la promoción del incidente de verificación transcurrieron más de seis meses, lo cual es alegado por la concursada como fundamento de su excepción. Sin embargo, tal como correctamente observó el juez de la anterior instancia, resultaba necesaria la extracción de copias certificadas de la sentencia —y su aclaratoria— a los efectos de la promoción de este juicio de verificación concursal. Ese pedido se produjo el 15.2.07 (v. fs. 503). Por tanto, en esta última fecha se detuvo el transcurso del plazo de seis meses, y cabe tenerlo por interrumpido por aplicación analógica del art. 3986 del cód. civil. En otros términos, recobrada la vigencia del plazo de prescripción de seis meses a partir del 15.2.07 la promoción de este incidente —30.4.07— fue temporánea.
Aun si no se aplicara lo dispuesto en materia de interrupción de la prescripción, es claro que si la parte actora del juicio laboral no tenía las copias de la sentencia no podía iniciar este incidente. Hasta el momento en que contó con esas copias se halló imposibilitada de presentarse a verificar en el juzgado comercial. Por ese motivo, y conforme lo dispuesto por el art. 3980, cód. civil, corresponde liberar al acreedor de la prescripción cumplida antes de la fecha en que la Secretaría actuaría le expidió las copias certificadas (29.3.07, fs. 534). Desde esa perspectiva tampoco puede considerarse prescripta la acción aquí promovida, más teniendo presente que ella se inició dentro del plazo de tres meses a que dicha norma supedita la viabilidad de la dispensa de la prescripción.
Por circunscribirse el recurso a sólo la cuestión de la defensa de la prescripción, nada más corresponde tratar en esta Alzada. Se confirmará así la resolución en lo que fue materia de agravio por la concursada.
Las costas se impondrán a esta última en función del criterio objetivo que emana del art. 68, in limine, del cód. procesal.
6. Por ello, se resuelve: desestimar el recurso y confirmar la resolución de fs. 62/64 en lo que fue materia de agravio, con costas. Póngase nota en el principal. Notifíquese y devuélvase.
El Dr. Juan Manuel Ojea Quintana actúa conforme lo dispuesto en la Resolución N° 542/06 del Consejo de la Magistratura y Acuerdo del 15/11/06 de esta Cámara de Apelaciones.
El Señor Juez de Cámara José Luis Monti no interviene en la presente resolución por encontrarse en uso de licencia (art. 109 del Reglamento para la Justicia Nacional). — Bindo B. Caviglione Fraga. — Juan Manuel Ojea Quintana.