DERECHO SOCIETARIO. Sociedad de hecho. Relaciones entre los acreedores sociales y de los socios. Disolución y liquidación. Patrimonio social. Bienes registrables. Buena fe en el cumplimiento de lo convenido. Teoría e los actos propios. Caracterización de la obligación asumida por los socios en la sociedad de hecho. RENDICIÓN DE CUENTAS. Necesidad del respaldo documental. Valor de la prueba indiciaria
 
 ”Scarantino, Daniel Ignacio c/ Ortemberg, Jorge Norberto s/ sumario” - CNCOM - 19/12/2008
“…el art. 26 LS dispone que los bienes registrables -categoría que alcanza al inmueble que el apelante pretende sea incluido en la liquidación del ente- se encuentran excluidos del régimen de la sociedad de hecho… El primer antecedente de esta disposición es el fallo plenario de la Cámara Civil de la Capital Federal, in re: “Pascual Hermanos” de 1921, que confirmó la oposición del Registro de la Propiedad Inmueble de la Capital Federal de inscribir un inmueble a nombre de una sociedad de hecho (…). Para parte de la doctrina, el fundamento de ello se encuentra, por un lado, en la imposibilidad de invocar frente a terceros los derechos nacidos del contrato social (art. 23 LS) y, por el otro, en una cuestión de índole práctica: es imposible para el Registro de la Propiedad individualizar la sociedad, sus integrantes o sus administradores (…)”.-

“Las sociedades de hecho no pueden adquirir -ni, consiguientemente, ser titulares- de bienes registrables: las adquisiciones en estos supuestos deben entenderse como de propiedad de quien figure registrado en el dominio” (…)”.-

“…una de las consecuencias del deber de obrar de buena fe y de ejercitar los derechos conforme a ella (art. 1198 Cód. Civil) es la exigencia de un comportamiento coherente, entendiéndose por esto que cuando una persona, dentro de una relación jurídica, ha suscitado con su conducta una confianza fundada, conforme a la buena fe, en una determinada conducta futura, según el sentido objetivamente deducido de la conducta anterior, no debe defraudar la confianza suscitada, siendo inadmisible toda actuación incompatible con ella (…)”

“…la labor personal desplegada por los socios en cada una de las etapas (construcción y administración, por un lado, y comercialización de las unidades, por otro) debe ser apreciada como una “obligación de hacer” (que involucra la realización de un hecho o, como ocurre en el caso, la prestación de un servicio, arg. art. 625 Cód. Civil), susceptible de constituir un aporte idóneo para una sociedad comercial como lo es la de la especie (arg. art. 38 LS), ahora en liquidación”.-

“…la rendición de cuentas debe consistir en un informe amplio, explicativo y descriptivo, con la prueba y documentación correspondiente, y contener todas las explicaciones y referencias que sean necesarias, para dar a conocer los procedimientos y resultados de la gestión, en este caso, efectuada por Ortemberg. Es decir, debe ser una demostración detallada, exponiendo ordenadamente los ingresos y egresos, con los comprobantes respectivos, suponiendo una cuenta formal con la doble serie de partidas que constituyen el debe y el haber, justificada documentalmente con los respectivos haberes (…)”.-

“… la rendición de cuentas no puede hacerse en forma sinóptica, limitada a operaciones aritméticas o de contabilidad, o restringida en los alcances enunciados. Resulta indispensable que sea documentada (…)”.-

“…no está desprovista de interés -en casos como el aquí examinado- la prueba indiciaria, que no necesariamente exige una pluralidad de elementos que por su precisión, gravedad y concordancia puedan formar la convicción del juez en un sistema de valoración de la prueba regido por las reglas de la sana crítica (art. 386, CPCCN), pues puede existir sólo uno del cual se concluya lógicamente el hecho relevante a definir (…)”.-