“Lo Surdo Fernando s/ quiebra” - CNCOM - 17/04/2009 “En lo atinente a la propuesta del fallido de que sus derechos hereditarios afiancen los gastos y costas de este proceso universal, es del caso señalar, en primer lugar, que si bien la normativa concursal no exige estrictamente un depósito en dinero, prevé una garantía satisfactoria y fácilmente realizable que podrá consistir, por ejemplo, en pólizas de caución, fianzas de personas reconocidamente solventes (bancos, financieras, etc) y/o bienes registrables de titularidad del fallido que garanticen adecuadamente a los acreedores del Art. 240, LCQ.”

“Los derechos hereditarios del recurrente -único activo del que dispondría- por su naturaleza son inciertos pues se encuentran sujetos al resultado de la partición de los bienes en común y, por ende, no resultan fácilmente liquidables, extremo que desde ya impide asegurar los gastos y honorarios del presente proceso universal mediante la sustitución de la garantía pretendida. Súmese a ello, también, lo expuesto por la sindicatura en el sentido de que se provocaría un perjuicio a los profesionales intervinientes en autos en caso de supeditarse la satisfacción de los gastos de justicia a los plazos de un proceso sucesorio, cuyo trámite lleva más de veinte (20) años, lo que también codyuva a desatender la queja en este aspecto.”