“Norberto Antonio Galassi S.A. c/B.B.V. Banco Francés S.A. Extinción de garantía real” – SCBA – 11/06/2008 “El régimen concursal crea una novación de carácter legal, impuesta por el legislador, como efecto de la homologación del acuerdo preventivo. Así, todas las obligaciones por causa anterior a la presentación del deudor en concurso preventivo, quedan alcanzadas por los efectos previstos en el art. 55, que dispone expresamente: “La novación de todas las obligaciones con origen o causa anterior al concurso”. El acuerdo refrendado aparece por vía de la Ley de Concursos, como una causal de extinción de obligaciones, transformándolas en otras nuevas (art. 801, C.C.), con diversas modalidades, términos, vencimientos y quantum, en casos de aprobación de quitas. Este “efecto múltiple” que se logra por la aplicación de los principios que refiere al acuerdo homologado a todos los ausentes y disidentes (conf. Grispo, Jorge Daniel “Tratado sobre la ley de concursos y quiebras”, Ed. Ad Hoc S.R.L., Bs. AS., 1998, tomo II, págs. 224/225).”

“El art. 803 determina que el efecto extintivo de la novación se extiende a los “accesorios” de la obligación primitiva, como es el caso de las garantías reales (vg., hipoteca, la prenda y la anticresis). Excepcionalmente, puede tener lugar la retención de ciertos accesorios de la primitiva causa, pese a la extinción de ésta. Es lo previsto en el art. 803, segunda parte, del ordenamiento sustancial, según el cual el acreedor puede, por una reserva expresa, impedir la extinción de los privilegios e hipotecas del antiguo crédito, que entonces pasan al nuevo. Tal facultad se funda en motivos de orden práctico valorados por el legislador (conf. Llambías, Jorge Joaquín, Ed. Abeledo-Perrot, Bs. As., 1983, t. II-A, pág. 763).”

“No se encuentra discutido que por escritura de fs. 8/22 el Banco Francés otorgó un mutuo oneroso a Galassi S.A. por U$S 150.000. Posteriormente esta entidad se presentó en concurso preventivo, verificándose como quirografario el crédito del Banco Francés por $ 184.599,36 y homologándose el respectivo acuerdo preventivo en noviembre de 2001. En el referenciado mutuo hipotecario intervino también Norberto Galassi S.A. como tercero hipotecante, no deudor en garantía de las obligaciones asumidas por Galassi S.A. Adelanto que al arribar el a quo a la conclusión relativa a la no extinción de la garantía hipotecaria prestada por Norberto Galassi, ha inaplicado al caso -como lo denuncia el recurrente- el art. 804 del Código Civil, y ha incurrido en absurdo en la valoración de dicho negocio jurídico.”

“Cabe señalar que en el sub lite no resultan aplicables las excepciones que prevé el art. 55 de la ley 24.522 respecto del efecto novatorio propio de la homologación de la propuesta de acuerdo preventivo; es decir la subsistencia, en tales supuestos, de las garantías personales como la fianza, como bien se señala en la disidencia del fallo recurrido.”

“En los casos en los en que el hipotecante no sea el deudor de la obligación principal, debe requerirse su conformidad para que el efecto novatorio no alcance a dicha garantía (art. 804, Código Civil), y aunque dicha aceptación puede ser dada por anticipado, no cabe interpretar que ello haya ocurrido en autos.”