PEDIDO DE QUIEBRA. Citación del deudor. Art. 84 Ley 24.522. Sociedad comercial. Notificación al domicilio inscripto. INSTRUCCION PREFALENCIAL. Medidas tendientes a determinar la composición del activo a fin de impedir un procedimiento universal inconducente. Improcedencia. Exigencia impropia que carece de base legal normativa

“Fibrax Sociedad Anonima s/ le pide la quiebra (Velazquez Raul Nuñez Angelica Zulema)” – CNCOM – 30/09/2009

La notificación realizada en autos en el domicilio inscripto por la sociedad, con carácter de “constituido”, es suficiente para tener por cumplida la acción de la LCQ:84 aunque de hecho aquella no resida efectivamente allí, en un todo de acuerdo con lo previsto por el citado art. 11, inc. 2 de la LSC.”

“Si bien resulta procedente ordenar en la instrucción prefalencial diligencias tendientes a conocer el activo del accionado en la medida en que no se demore excesivamente el dictado de la sentencia -como fuera dicho precedentemente- (Sala B, 15.10.99, “Sichel, Gerardo pedido de quiebra por Paneth Pedro s. queja), no es menos cierto que supeditar un decreto falencial a la previa existencia de activos a fin de impedir un procedimiento universal inconducente -sin bienes para liquidar y distribuir- implica una exigencia impropia que carece de base legal normativa y que debe ser desestimada, por cuanto los arts. 83 a 85 y 87, párr. 1°, LCQ regulatorios de los aspectos procesales del trámite que antecede a una declaración de quiebra no requieren para ello la existencia de bienes en cabeza de la deudora.”

“Es claro que la carencia total de activos no es óbice para la procedencia de la declaración de la falencia, ya que no puede obviarse la existencia de acciones específicas de recomposición del patrimonio falencial, como ser: las de inoponibilidad por actos ineficaces de pleno derecho -art. 118 LCQ-, o por conocimiento del estado de cesación de pagos (art 119 y 120 LCQ), la acción revocatoria o paulina -art. 120 párr. 3°, LCQ-, las acciones genéricas de reintegro de bienes -arts. 122, 149 y 150 LCQ-), las de responsabilidad previstas en el art. 173 y ss de la LCQ, o aquellas que permiten la extensión de la quiebra -art-160 y 161 LCQ-, y aún en la hipótesis de que no se detecten bienes, de lo cual sólo puede tenerse certeza en el respectivo procedimiento concursal, se reitera, que la admisibilidad de un pedido de quiebra no puede estar condicionado a la existencia o inexistencia de bienes para tornarlo efectivo.”