PEDIDO DE QUIEBRA. Improcedencia. Contrato bilateral y continente de obligaciones recíprocas. Incumplimiento de los recaudos del Art. 83 de la Ley 24.522. Acuerdo conciliatorio homologado en el marco de un proceso ordinario. Incumplimiento. Existencia de una controversia respecto de las obligaciones bilaterales que se hallan pendientes de cumplimiento. Imposibilidad de considerar líquido y exigible el crédito aducido por la peticionante. Vía individual abierta.-

 

 

“Bentivegna Basilio Franco s/ pedido de quiebra (Quick Solution S.A.)” – CNCOM – 04/09/2009

 

 “Si la documentación acompañada al expediente por el peticionante de una quiebra consiste -como en el caso- en un contrato bilateral y continente de obligaciones recíprocas, cuyo grado de cumplimiento es de difícil comprobación en esta instancia y sólo es susceptible de determinación mediante un proceso de conocimiento, tal circunstancia no satisface los recaudos del art. 83 de la ley 24.522, toda vez que la sumariedad del trámite obsta a que se clarifiquen aquí tales aspectos, al no aparecer evidenciados por las constancias aportadas (en ese sentido: CN Com., Sala A, 20.7.95, en “Kuropativa, Jorge s/ped. de quiebra por Novissima S.A.”; Sala E, 7.3.88, en “Producar S.A. s/ped. de quiebra por Metrocop S.A”).”

“En el caso, el acuerdo conciliatorio homologado en el marco de un proceso ordinario es susceptible de ejecución, pero no resulta procedente hacer lugar al pedido de quiebra sobre la base de su incumplimiento, cuando de las constancias de autos se desprende la existencia de una controversia respecto de las obligaciones bilaterales que se hallan pendientes de cumplimiento. Por tanto, su análisis excede el contenido del presente pedido de quiebra.”

“…de la sustanciación sumaria cumplida surge una controversia en cuanto a la interpretación de las cláusulas contractuales, particularmente en lo relativo a cómo, cuándo y dónde debía entregarse el rodado como contraprestación del débito de la emplazada, lo cual impide al Tribunal considerar líquido y exigible el crédito aducido por la peticionante.”