Letrado patrocinante del fallido. Honorarios. Consideración como gastos de concurso. Rechazo. Actividad desplegada a efectos de obtener la conclusión del procedimiento por avenimiento. Imposibilidad de considerar tal actividad como un servicio a los acreedores  

“Malena Ricardo s/ quiebra” – CNCOM – 20/10/2009 

“…Comparte esta Sala el criterio vertido por el a quo que desestimó en el sub examine la fijación de estipendios del letrado de la fallida, siempre que éstos se pretendan a cargo de la masa concursal. En tal sentido ya se ha pronunciado este Tribunal in re “Papelera Juan Serra SA s/quiebra” con fecha 12/03/2001, declarando la improcedencia de incluir los honorarios del citado profesional entre los “gastos del concurso”.”

“Agrégase a ello que quien representa a la fallida no detenta la calidad de funcionario del concurso (arts. 251 a 264 LCQ) (CNCom. Sala A: “Centro Médico Santa Cruz s/quiebra”, del 16/6/1999), y como principio es de presumir que actúa en beneficio de su cliente, debiendo analizarse el desempeño profesional para determinar si existe beneficio generado para el concurso -no para la fallida- en sus labores (esta Sala, in re “Frieboes de Bencich, E. s/quiebra s/inc. de impugnación por García Cuerva, Héctor” del 03/04/1990; en igual sentido: “Acerías Quilmes SA s/quiebra s/inc. en los términos del art. 303 promovido por Pugliese Rossi Augusto y otro”). Ello así en tanto sólo procede regular honorarios al letrado del fallido cuando se hubieran realizado trabajos que claramente hayan beneficiado a la masa de acreedores. En ese sentido la actividad desplegada a efectos de obtener la conclusión del procedimiento por avenimiento no puede ser considerada como un servicio a los acreedores, sino al propio deudor.”