CONCURSO PREVENTIVO. Verificación de créditos laborales. Iniciación de incidente de verificación con anterioridad al dictado de la ley 26.086. Opción por continuar el proceso de conocimiento (Art. 21, ley 24.522). Tramitación de la causa en sede laboral hasta el dictado de la sentencia definitiva. Omisión de verificar el crédito dentro del plazo de seis meses desde la firmeza de la sentencia laboral. Plazo de caducidad. PRESCRIPCION bianual. Art. 56 de la Ley 24.522 “Trenes de Buenos Aires s/ concurso preventivo s/ incidente de verificación de crédito por Lorenzetti Jose Mario” – CNCOM – 04/02/2010

“Según el actual sistema, los acreedores que optan por continuar el proceso de conocimiento (Art. 21, ley 24.522) no quedan excluidos de la prescripción bianual (Art. 56), de modo que desde la fecha de presentación en concurso del deudor les corre dicho plazo a todos los acreedores, incluso a quienes han obtenido sentencia en el juicio de conocimiento continuado y luego ocurren al cauce concursal. Es que en ese caso, la ley considera que mientras se desarrolla el trámite de ese proceso individual existe una imposibilidad de hecho de presentarse a verificar (imposibilidad que podría extenderse más allá de los dos años), razón por la cual otorga un plazo de seis meses desde la firmeza de la sentencia, para que el acreedor requiera verificación para quedar liberado de las consecuencias de la prescripción concursal cumplida durante el impedimento (arg. Art. 3980, Código Civil). Por el contrario, si transcurridos los dos años, el acreedor no se presenta a verificar en ese período complementario de seis meses (desde que quedó firme la sentencia) su acción estará prescripta. Vale agregar, que parte de la doctrina ha calificado ese plazo de seis meses como de “caducidad”; de manera que no sería susceptible de interrupción ni de suspensión, y sólo se salva con el cumplimiento del hecho impeditivo que no es otro que la promoción del incidente de verificación tardía (Heredia, Pablo D., Ley 26086: nuevo modelo en el régimen de suspensión y prohibición de acciones y en el diseño del fuero de atracción del concurso preventivo, JA 2006–II–950).”

“…No resulta óbice de la solución que se preanuncia el hecho de que con anterioridad al dictado de la ley 26.086 se hubiese iniciado incidente de verificación, pues (i) al tornarse operativa la norma mentada, el mismo fue remitido junto con el expediente de despido a sede laboral, donde continuó su tramitación hasta el dictado de la sentencia definitiva; (ii) el incidentista debía saber que por imperativo legal debía presentarse ante los estrados concursales para solicitar la verificación del crédito una vez firme la sentencia dictada en sede laboral; (iii) tuvieron tiempo suficiente para pedir, extraer, certificar y retirar las copias con las que habrían de conformar el incidente de verificación; y (iv) tratándose de un plazo de “caducidad” no resulta susceptible de interrupción o suspensión.”