PROCEDIMIENTOS FISCALES. Art. 100 inc. b) de la ley 11683. Notificaciones. Sobre cerrado conteniendo copia del acta dejado en la puerta de reja de acceso al edificio. Acto procesal inválido de notificación. Nulidad. Derecho de defensa. Garantía de debido proceso. “Aldazabal, Cristian Edgardo (TF 27964-I) c/DGI” - CNACAF - 19/02/2009

“Respecto de la Ley Nacional de Procedimientos Administrativos, ha sostenido el Dr. Juan O. Gauna -quien fuera Procurador General de la Nación- que resulta ineludible, atento lo dispuesto por- la Constitución Nacional en lo atinente al derecho de defensa (art. 18), así como al principio que en el Derecho Administrativo rige -como consecuencia de aquella garantía constitucional- el respeto del derecho a ser oído de la emisión del acto que se refiere a derechos subjetivos o intereses legítimos de los administrados. El incumplimiento por parte de la Administración de esa garantía fundamental “no puede ser saneada a posteriori y en otra instancia”, pues al ser requisito “esencial” para la validez del acto al concretar los procedimientos pertinentes -en el caso el debido proceso adjetivo- el acto ha quedado ya fulminado por un vicio esencial. Y es aquí donde debe buscarse el factor- fulminante del acto. Si el vicio es esencial, la nulidad debe reputársela absoluta (Jeze, “Principios generales del Derecho Administrativo”‘, t., I, p. 80).” (Del voto de la mayoría)

“Para confirmar lo decidido por el Tribunal Fiscal de la Nación basta con analizar las particularidades de la causa, concluyendo que dejar un sobre cerrado conteniendo copia del acta en la puerta de reja de acceso al edificio no puede ser admitido como acto procesal válido de notificación (…).” (Del voto de la mayoría)

“Dado que la simple posibilidad de que cualquier persona ajena, incluso al domicilio de que se trata, pueda retirarla o desecharla, hace perder la posibilidad siquiera de cumplir el efecto de anuncio o publicidad en el lugar requerido por la norma; extremo cuya verificación ésta exige cuando utiliza el término “fijar en la puerta de su domicilio” (conf. art. 100 inc. b) ley 11.683). En consecuencia, cabe colegir que tal circunstancia implica violentar el derecho de defensa en sede administrativa del contribuyente, al restringir, de tal modo, la garantía constitucional del debido proceso; cuya inobservancia no podría válidamente ser saneada por la existencia de un procedimiento posterior, toda vez que se configura un perjuicio real y concreto en el derecho de la parte que la invoca, al no poder oponer en tiempo oportuno sus defensas validamente.” (Del voto de la mayoría)

“Cabe destacar que las cuestiones de hecho y prueba, son ajenas -por principio- al recurso que autoriza el artículo 86, inciso b), punto segundo de la ley 11.683. En efecto, tal remedio no da acceso -salvo error manifiesto- a una instancia ordinaria que haga posible un nuevo pronunciamiento sobre la prueba y en cuanto a la conclusión que el Tribunal Fiscal de la Nación hubiese arribado al ponderarla (conf. C. Fed en lo Cont. Adm. Sala II “Quilmes Combustibles S.A.C.I.”, sentencia del 25-3-97; Sala IV, “La Rueca Porteña S.A. (T.F. 9861-1) c/ D.G.I.” sentencia del 27/10/98; esta Sala in re: “Tognola, María Elisa Ramona (TF 12349-1) c/ DGI”, sentencia del 17-5-2000; “SA MOLINOS FENIX (TF 17.290-1) c/ DGI”, sentencia del 20-06-06 y Fallos 300:985). En la especie, los agravios del demandado se dirigen a tachar de arbitraria la valoración de la prueba efectuada por el a quo en cuanto sostuvo que el ente recaudador no cumplió con el procedimiento de notificación previsto en el inc. b) del artículo 100 de la ley 11.683.” (Dr. Alemany, según su voto)