“Rotográfica Argentina S.A. s/ quiebra c/ Llenas y Cía. S.A. s/ ordinario” – CNCOM – 13/04/2011

ACCIÓN DE RESPONSABILIDAD CONCURSAL. Contratos. COMODATO. Rescisión contractual sin la devolución de los bienes de la fallida dados en comodato. Obligación de restituir en cabeza del comodatario. DOLO EVENTUAL. Factor de atribución subjetivo. Agravamiento de la situación de insolvencia. Aplicación del Art. 173 de la ley 24.522

“… existió una rescisión del contrato por parte de la demandada efectuada el 29.9.97, con la consecuente obligación de restituir las cosas al estado anterior (aquí, devolver los bienes de propiedad de la actora y rendir cuentas de su gestión).”

“… de conformidad con lo que establece el artículo 2271 del Código Civil al celebrarse un contrato de comodato la obligación de devolver la cosa al comodante recae sobre el comodatario. Así es que Belluscio en su obra “Código Civil y leyes complementarias, comentado, anotado y concordado”, señala que si bien en la definición de dicho contrato que dispone el artículo 2255 no se ha incluido como elemento fundamental de la figura la restitución de la cosa dada en comodato, ello se infiere tácitamente del artículo 2271 del Código Civil y sostiene –citando a Segovia ver nota n°3 de fs. 1091 de dicha obra- que si se quisiera para completar la figura del comodato, dicho artículo podría agregarse la frase: “con cargo de devolución en el tiempo convenido”.”

“Acreditada, pues, la obligación de la demandada de restituir los bienes de propiedad de la actora, su reconocimiento por parte de aquélla y su posterior incumplimiento, unido a la falta de presentación de la rendición de cuentas a la cual también se obligó (…), cabe concluir que existió por parte de la demandada una actitud susceptible de ser considerada como una de las conductas básicas enunciadas por la ley de concursos en su artículo 173. Es que dicha normativa describe una seria de acciones productoras de la insolvencia así como también actos tendientes a disminuir la responsabilidad patrimonial del deudor entre las que se encuentran la de producir, facilitar, permitir, agravar o prolongar la insolvencia del deudor (ver en este sentido: Junyent Bas, Francisco; Molina Sandoval, Carlos; Responsabilidad de terceros en la quiebra; JA 2001-IV-1091).”

“En el sub lite corresponde señalar que existió un agravamiento de la situación de insolvencia de la aquí actora. Así cabe considerarlo, pues dicha tipificación supone un previo estado de insolvencia, y fue la posterior rescisión de dicho contrato por parte de la demandada con la falta de devolución de los bienes a favor de la actora a fin de que cumpla con el giro de sus negocios y la omisión de rendir cuentas de gestión en su carácter de administradora de bienes ajenos que acrecentó dicho estado de insolvencia.”

“… la ley 24.522 (modificatoria de la anterior) definió al dolo como único factor de atribución subjetivo, dentro de un limitado elenco de conductas punibles. En consecuencia, el juzgamiento de la conducta a la luz de los parámetros de la ley de sociedades se verá condicionado por este único factor de atribución subjetivo. Desde esta perspectiva, en principio, ha de entenderse el dolo como cualquier acto o complejo de actos que impliquen una disposición patrimonial, cumplidos por las personas designadas para la administración de la sociedad, con abuso de los poderes o violación de los deberes inherentes a su calidad, con la intención de conseguir para sí o para otro un injusto provecho, con daño a la sociedad y a los acreedores (cfr. NUVOLONE, V, Il dirittio penale del fallimento citado por BERGEL, María Salvador en “Responsabilidad de terceros en la quiebra”, JA 1981-I-742).”

“… las conductas aquí descriptas también resultan susceptibles de ser sancionadas con fundamento en un criterio más amplio sobre la figura del dolo, que abarque lo que se ha dado en llamar “dolo eventual”. En casos como el sub lite en el que se intenta responsabilizar a una sociedad anónima en su carácter de gerenciadora de otra, el dolo al que alude la ley puede recobrar también dichas características; entendido éste como aquello que se obra con tal desaprensión y ligereza que omitiendo los recaudos más elementales de cuidado y prevención, el autor de esa conducta no puede dejar de representarse las consecuencias derivadas de sus actos.”

“En el sub lite es dable advertir que la conducta de Llenas y Cía S.A. quien pese a las intimaciones recibidas por el juez de la quiebra de Rotográfica Argentina S.A. y los requerimientos efectuados por el síndico a que restituya los bienes de propiedad de esta última y rinda cuenta de la gestión; persistió en su obrar -pese a haberse comprometido a efectuarlas, no puede ser asimilada a un obrar culposo o negligente de la demandada. Existió, pues, un obrar fraudulento en tanto a ésta se le representó y consintió la disminución que ocasionó en la capacidad patrimonial de la sociedad fallida. Máxime si se tiene en cuenta que la demandada en su carácter de comerciante, esto es con alto grado de especialización, debe obrar con mayor prudencia y pleno conocimiento de las cosas (cfr. arts. 512, 902 y 909 del Código Civil).”

Citar: elDial.com - AA6CB6

Publicado el 07/07/2011