Los Andes, jueves, 02 de febrero de 2012
La justicia comercial de Buenos Aires accedió a un pedido formulado por la firma Multicanal y suspendió cautelarmente varios puntos que debía tratar la asamblea de Supercanal SA, empresa del grupo Vila-Manzano, que se realizó ayer en Buenos Aires.

La medida la decretó el juez Eduardo Malde ayer mismo, ordenando que se suspendiera el tratamiento en la asamblea de todos los puntos relativos a la propuesta concursal, entre ellos, un proyecto de capitalización por mil quinientos millones que podía licuar el capital de terceros accionistas, como Multicanal y los acreedores prendarios.

La homologación del concurso había sido resuelta el 28 de diciembre pasado, sobre el filo de la feria judicial. Por lo tanto, al día de hoy no se encuentra firme y puede ser apelada, lo que hace inviable el intento de implementarla, como quisieron hacerlo Vila y Manzano. Por eso la Justicia suspendió esa maniobra, aunque el grupo mendocino pretendió llevarla adelante igual, lo que generará nuevas denuncias, según ya se anticipó.

La denuncia de Multicanal se inscribe en una larga batalla judicial que comenzó en el año 2000, cuando los accionistas controlantes de Supercanal, Vila y Manzano, licuaron ilegítimamente la participación accionaria de Multicanal y sus accionistas en la empresa Supercanal.

Como consecuencia de ello, hoy existen más de 30 juicios en trámite contra el grupo mendocino, incluyendo acciones penales por administración fraudulenta de Vila-Manzano.

“Estos juicios impiden que la propuesta concursal de Supercanal pueda ser aprobada hasta que tengan sentencia definitiva, dado que tienen una incidencia fundamental sobre la misma a punto tal que, dependiendo su resultado, puede variar sustancialmente la misma”, sostuvieron los abogados de Multicanal.

La Asamblea de Supercanal se realizó horas después, y tuvo ribetes escandalosos.

Cuando un escribano y un abogado de Multicanal se hicieron presentes para notificar la medida judicial dictada por Malde, los empresarios mendocinos tuvieron reacciones violentas. Daniel Vila los insultó y los sacó a empujones del lugar donde se celebraba la asamblea.

Acto seguido continuaron con el tratamiento de los puntos de la asamblea, pese a conocer la medida judicial que lo impedía expresamente.

En la asamblea estaba presente un representante legal de Multicanal, empresa accionista de Supercanal. José Luis Manzano, el otro socio del Grupo Vila, no dudó en insultarlo e impedirle hablar. “No sabés con quién te estás metiendo”, dijo Manzano gritando.

El escribano dejó constancia de todos estos hechos, que hoy serán informados al juez Malde y que serán motivo de las denuncias penales correspondientes, informaron los abogados de Multicanal.