“Goamko S.R.L. s/ quiebra s/ incidente de revisión (Dimuro Norberto)” – CNCOM – 31/10/2011

QUIEBRAS. Objeción de la sindicatura a la pretensión de escriturar una unidad funcional adquirida por boleto y abonada en su totalidad según el adquirente. Causa de la obligación. Carga de la prueba. Boleto de compraventa. Recibos de pago. Instrumentos privados que carecen de fecha cierta. Insuficiencia de los mismos para acreditar la efectiva recepción del dinero por parte de la vendedora. ALLANAMIENTO A LA PRETENSIÓN VERIFICATORIA POR LA CONCURSADA. Insuficiencia frente a la denuncia de “concilium fraudis”. Insuficiencia probatoria. Improcedencia de la escrituración pretendida

“Según la LCQ. 32, el pedido de verificación debe contener la “indicación de la causa del crédito”.-

“La causa o título es el hecho generador de la obligación y de su contrapartida, que es el crédito. Es decir, el hecho o el acto que origina la obligación.”

“No es admisible aceptar la existencia de una obligación sin un hecho precedente que le haya dado origen. La causa es el hecho dotado por el ordenamiento jurídico de virtualidad bastante para establecer entre acreedor y deudor el vínculo que los liga.”

“…el trámite de verificación no se reduce a la mera comprobación del carácter que reviste la obligada, sino a investigar la causa de la obligación que da lugar al crédito pretendido.”

“…con la determinación de la causa del crédito se procura evitar la constitución de acreencias simuladas que alteren la mayoría necesaria para la admisión de la propuesta de concordato, o que perjudiquen la cuantía del dividendo concursal de los restantes acreedores.”

“El deber de indicar y, en su caso, probar la causa del crédito incumbe a todo acreedor que pretenda insinuarse en el pasivo, sin exclusiones.”

“…el peticionario debe ser claro y explícito; sus coacreedores, el órgano del concurso y en definitiva el juez necesitan saber qué pasó entre el concursado y cada acreedor en relación con el origen y ulteriores vicisitudes del crédito cuya verificación se solicita.”

“…el acreedor que intenta la correspondiente verificación no sólo debe explicar la causa del crédito, sino que también se halla a su cargo la prueba de la causa de la obligación; sobre él pesa el onus probando.”

“…quien afirma la validez de un negocio cuya existencia es impugnada no puede limitarse a adoptar una conducta procesal pasiva, sino que debe traer a la causa los elementos que confirmen la veracidad del negocio y tratar de convencer al órgano judicial de que su proceder fue serio y honesto.”

“…si bien en el boleto de compraventa y los recibos de pago se consignó su percepción, lo cierto es que estos elementos, tratándose de meros instrumentos privados que carecen de fecha cierta, no demuestran por sí solos y en forma irrefutable la efectiva recepción del dinero por parte de la supuesta vendedora.”

“…si bien la deudora, en tanto mantenía la administración de sus bienes, gozaba de legitimación para adoptar esa conducta -allanamiento a la pretensión verificatoria-, lo cierto es que tal regla no es absoluta y puede ceder cuando se denuncia la existencia de un “concilium fraudis” entre las partes, de manera que corresponde adoptar un temperamento prudente, cual es, no otorgar plena virtualidad al allanamiento y seguir, tal como se hizo, las reglas probatorias que, en general, rigen los casos en donde la acreencia se encuentra controvertida.”

Citar: elDial.com - AA7347

Publicado el 03/02/2012