“Gomez Quiroga, Camilo c/Abeniacar, María Elena s/ ordinario” – CNCOM – 31/10/2011

QUIEBRAS. Promoción de ACCIÓN AUTÓNOMA DE NULIDAD DE LA SENTENCIA DE QUIEBRA. Rechazo. Defectuosa notificación mediante la cual se emplazó al fallido en los términos del Art. 84 Ley 24.522. Insuficiencia para hacer lugar al pedido de nulidad. Ausencia de invocación de defensas habilitantes de la nulidad

 

“Si bien la acción autónoma de nulidad, de creación pretoriana, ha sido definitivamente aceptada (cfr. kemelmajer de Carlucci, Aída; Cosa juzgada y procedimientos concursales en la jurisprudencia del nuevo milenio; Academia Nacional de Derecho, 2010, junio, 5; Palacio, Lino; La cosa juzgada fraudulenta y los límites temporales de su impugnación”, LL 1997-E-584), lo relevante es que esta acción tiene por finalidad invalidar sentencias pasadas en autoridad de cosa juzgada en el supuesto que aquéllas se encuentren afectadas por irregularidades ajenas al elemento actividad (lugar, tiempo y forma), es decir, cuando se denuncian defectos sustanciales que, de existir, motivan la nulidad del acto jurídico con arreglo al CCiv. 954(CNCom., Sala B, “Murchinson de Acuña, Renata c/ Murchinson S.A. y otros”, del 13-06-96; ídem., Sala B, “Buenos Aires Tur S.R.L. s/ APE”, del 14-11-06). Sobre tal base fue inadecuada la formulación de la acción autónoma ejercitada en tanto ella se sustentó en vicios de orden procesal (defectos de la notificación), por lo que debió recurrirse a la vía incidental prevista a ese efecto (C.P.C.C.N, 149, 172 segundo párrafo, 175 y ss. y L.C.Q., 278).”
“La nulidad no puede prosperar si no se expresa de manera fehaciente qué defensas no se pudieron deducir conforme lo requiere el CPr., 172 (CNCom., esta Sala “Dil Informes Comerciales S.R.L. s/ quiebra”, del 07-03-97; ídem., “Fibrafil S.A. s/ quiebra”, del 26-06-96; ídem. “Talleres Metalúrgicos Lanas s/ quiebra s/ art., 250”, del 09-12-81, CNCom., Sala B, “Sayro S.R.L.”, del 11-08-97).”
“El rechazo de la nulidad fue bien decidido en la sentencia recurrida y que la confirmación del fallo que propicia la Fiscal de Cámara resulta un consejo adecuado.”
“La demandada cursó las notificaciones del pedido de quiebra deducido respecto de Quiroga en el domicilio que denunció en el expediente: Carlos Pellegrini 485, piso 7B de l, C.A.B.A., mediante el libramiento de diversas cédulas: bajo responsabilidad de la actora y también en los términos del CPr., 141 (ver fs. 32, 35 y 38 proceso de la quiebra), pese a haberse corroborado que el domicilio del fallido era en Concordia, Provincia de Entre Ríos (ver las actuaciones cumplidas en la causa: “Gómez Quiroga, Camilo s/ defraudación”, cuyas fotocopias certificadas obran agregadas a este expediente en fs.4/81). Pero esa deficiencia en las notificaciones (cédulas en las que se consignó que el demandado -aquí actor- “no vive allí”) no resulta suficiente para hacer lugar al pedido de nulidad, toda vez que el fallido -actor en estos autos- no expresó en forma fehaciente, concreta y precisa las defensas de las que se vio privado de oponer ni tampoco formuló consideraciones relativas a la razón por la cual los créditos que fueron verificados en la quiebra pudieron haber sido impugnados, brindando argumentaciones serias respecto de su eventual inexistencia o ilegitimidad.”

Citar: elDial.com - AA73BF

Publicado el 24/02/2012