“Mastronardi Elio c/Coto C.I.C.S.A. s/ ordinario” – CNCOM – 24/11/2011

CONTRATO DE TARJETA DE CRÉDITO. SUPERMERCADOS. Tarjeta de crédito emitidas por entidades no financieras bajo la modalidad de “sistema cerrado”. Solicitud de emisión de tarjeta de crédito. Entrega de un “voucher de compra” para ser utilizado en el mismo momento en que se suscribe el contrato. Rechazo posterior de la solicitud. Falta de emisión y entrega del plástico. Contrato no perfeccionado. Reintegro de cargos e intereses moratorios y compensatorios cobrados por la demandada con fundamento en el contrato. Procedencia. Obligación de las emisoras de comunicar al BCRA el comportamiento de pago y la situación crediticia de sus clientes (Circulares A 2216 y A 2389 del BCRA). Actor que no reviste carácter de cliente de la demandada. EMISORA QUE NO SE ENCUENTRA FACULTADA PARA INFORMAR LA SITUACIÓN CREDITICIA DEL ACTOR. Inclusión injustificada de una persona en la base de datos de deudores del sistema financiero. Daño moral. Procedencia

“…el art. 8 de la ley 25.065, establece que el contrato de Tarjeta de Crédito entre el emisor y el cliente queda perfeccionado sólo cuando se firma el mismo, se emiten las respectivas tarjetas y el titular las recibe de conformidad”.-

“…la demandada no envió el plástico al accionante, por lo que de conformidad con las previsiones de la ley 25.065 y de la solicitud de emisión de tarjeta de crédito –las que fueron predispuestas por la emisora, el contrato no se perfeccionó. No produciendo, en consecuencia, sus efectos.”

“Tampoco se generó ninguna relación contractual a partir de la entrega del voucher, ya que en el documento en donde el actor dejó constancia de su recepción, se dispuso: “Recibí el voucher para primera compra de la Tarjeta […] que se indica más abajo de acuerdo al Contrato de Emisión y Uso de la Tarjeta […]”. Es decir, al no haberse perfeccionado el contrato, la entrega de un voucher para realizar la primera compra, no generó entre las partes ningún tipo de relación contractual”.-

“…si se tiene en consideración que de conformidad con lo resuelto, el contrato de tarjeta de crédito no se perfeccionó, cabe concluir que al no revestir el actor el carácter de cliente de la demandada, esta última no se encontraba facultada para informar su situación crediticia.”

“…a los efectos de cuantificar la indemnización en concepto de daño moral se debe tener en cuenta el tiempo de exposición de la información, el carácter del error y la situación especial del afectado”.-

Citar: elDial.com - AA7400

Publicado el 05/03/2012