“La Capilla S.A. SA s/ Concurso Preventivo S/ Incidente de Revisión (Enzo Di Tullio)” - CNCOM - 04/10/2012

CONCURSO PREVENTIVO. SOLICITUD DE VERIFICACIÓN DE CRÉDITO. Préstamo de dinero no instrumentado. Pagarés entregados con posterioridad al préstamo. Ejecución de los pagarés. Querella iniciada por la concursada por falsedad instrumental, alegando que el sello de los pagarés era falso y colocado por el propio acreedor. Sobreseimiento dictado en sede penal. EMPRESA CONCURSADA QUE ALEGA QUE EL OBLIGADO AL PAGO ERA EL PRESIDENTE A TITULO PERSONAL, Y NO EN REPRESENTACIÓN DE LA SOCIEDAD. Art. 1103 del Código Civil. Hechos probados en sede penal. Pagarés que consignan sumas en moneda extranjera (dólares estadounidenses) luego de la pesificación producida por emergencia económica. Obligación no alcanzada por la pesificación

“… resulta necesario recordar que el artículo 1103 del Código Civil prevé que después “de la absolución de acusado, no se podrá tampoco alegar sobre la existencia del hecho principal, sobre el cual hubiese recaído la absolución.”

“Cuadra señalar que debe entenderse por “hecho principal”, el hecho sustancial que se le atribuye al imputado. Éste debe comprender, además, como señalara Llambías, las circunstanciales que se estiman esenciales para resolver la cuestión (conf. Llambías, Jorge Joaquín, “Límite de la cosa juzgada penal” ED. 84-775). Es decir, que el juez civil debe atenerse a los datos fácticos que dio por verificados el magistrado penal.”

“…la doctrina sentada por el artículo 1103 citado, debe aplicarse, no sólo en el caso de absolución propiamente dicha, sino también en el de sobreseimiento definitivo, el cual concluye la causa definitivamente e importa la declaración de que ella no afecta el buen nombre ni el honor del procesado (conf. esta CNCom, esta Sala A, 23/3/09, “Loste Jorge Victor c/ Girella Juan Jose s/ ordinario” ).”

“… si el juez penal ha sobreseído porque hay evidencia de que el hecho no se cometió, o no lo cometió el imputado, tal condicionante tendrá la misma incidencia que la absolución para el sentenciante civil que no podrá afirmar lo contrario.”

“.. siendo que en sede penal ya se ha determinado que el incidentista no tuvo vinculación con la colocación del sello cuestionado, que no existió delito alguno, pues la obligación fue asumida por González como presidente de La Capilla SA, y que, es más, el Tribunal de Alzada consideró que fue aquél quien colocó el sello al no haberse podido efectuar el canje de los pagarés, no se advierten razones para apartarse de lo allí decidido, como pretende la concursada apelante.”

“En cuanto a la moneda en que fue reconocido el crédito, de las constancias tenidas a la vista y de los dichos de ambas partes, se extrae que si bien los fondos fueron entregados por el incidentista a la concursada durante los años 2000 y 2001, luego de ello, el presidente de la deudora instrumentó la deuda en cuatro (4) pagarés librados en blanco, los cuales fueron llenados recién en el año 2003, colocándose la fecha correspondiente.”

“Así, se extrae de ello que, como bien lo señala la juez de grado, la circunstancia de que los documentos fueran llenados por el propio presidente de la concursada, lo que no fue negado en ningún momento, luego de que se dictaran las normativas de pesificación, manteniendo las sumas en dólares estadounidenses, no puede entenderse como otra cosa que un acuerdo entre las partes de que la deuda se viera consolidada en dicha moneda, y no se encontrara alcanzada por la pesificación.”

Citar: elDial.com - AA7CB8

Publicado el 19/02/2013