CONTRATO DE GARAJE. ROBO. HECHO IMPREVISIBLE. IMPROCEDENCIA
Ni el robo en un garaje puede ser considerado un hecho imprevisible ni, menos aún, puede afirmarse que no sea susceptible de ser evitado (por ej.: mediante la adopción de medidas adicionales a las tomadas, como ser mayor vigilancia, cámaras de seguridad, portero eléctrico, entre otros). Es más: si se interpretara lo contrario, el contrato de garaje quedaría privado de causa fin (arts. 281, 1013 y concs., CCyCo.), dado que, precisamente, lo que mediante él busca quien deposita su automóvil en esas condiciones es preservarse del riesgo de robo.
MARTÍNEZ, ROBERTO NELSON C/TINTORI, MÓNICA AMALIA S/ORDINARIO - CÁM. NAC. COM. - SALA C - 21/12/2016